Los CFDs son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 77,70%  de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFDs con este proveedor. Debes considerar si comprendes el funcionamiento de los CFDs y si puedes permitirte asumir un riesgo elevado de perder tu dinero.

Desnudando la caída del Yen Japonés: Análisis tras su bajada histórica frente al dólar

Por Diego Puertas

Publicación 29 abril 2024

El yen cayó el viernes 26.04.2024 a nuevos mínimos de 34 años frente al dólar, después de que el Banco de Japón decidiera no variar sus tipos de interés, ni intervenir el mercado de divisas, ni siquiera lanzar alguna advertencia verbal más dura…

“Las tasas de cambio no son un objetivo de la política monetaria que deba controlarse directamente”

 

 

Dejo un extracto excelente de DB sobre la debilidad del JPY y porque quizás no interesa una intervención:

“El yen ha vuelto a colapsar hoy a nuevos mínimos históricos tras la reunión del Banco de Japón. Creemos que esto es justificado y que finalmente marca el día en que el mercado se da cuenta de que Japón está siguiendo una política de negligencia benigna respecto al yen. Hemos argumentado durante mucho tiempo que la intervención en FX no es creíble y el que el ministro de Finanzas haya moderado sus comentarios agresivos de la noche a la mañana es, en general, positivo desde la perspectiva de la credibilidad. La posibilidad de intervención no puede descartarse si el mercado se vuelve caótico, pero también es notable que el Gobernador Ueda haya minimizado la importancia del yen en su conferencia de prensa hoy, además de indicar que no hay urgencia por subir las tasas. Enmarcaríamos el continuo colapso del yen en torno a los siguientes puntos:

  • La debilidad del yen simplemente no es tan mala para Japón. El sector turístico está en auge, los márgenes de beneficio en el Nikkei están disparándose y la competitividad de los exportadores está aumentando. Es cierto que el costo de los artículos importados está subiendo. Pero el crecimiento está bien, el gobierno está ayudando a compensar parte del costo a través de subsidios y la inflación básica no está acelerando. Más importante aún, los japoneses son grandes propietarios de activos extranjeros a través de la posición neta internacional de inversión positiva de Japón. Por lo tanto, la debilidad del yen conduce a enormes ganancias de capital en bonos y acciones extranjeras, lo más fácilmente resumido en la observación de que el fondo de pensiones del gobierno (GPIF) ha obtenido aproximadamente más beneficios en los últimos dos años que en los últimos veinte años combinados.
  • Simplemente no hay un problema de inflación. El IPC básico de Japón está alrededor del 2% y ha estado desacelerando en los últimos meses. El IPC de Tokio de la noche a la mañana fue del 1,7% excluyendo efectos únicos. Seguro, la inflación puede acelerarse nuevamente ayudada por la debilidad de FX y el alto crecimiento salarial. Pero el punto de partida de la inflación es completamente diferente al de los ciclos de aumento de tasas post-COVID de la Fed y el BCE. Por extensión, el dolor inflacionario es mucho menor y la urgencia de aumentar las tasas también es menor. En ningún lugar esto es más obvio que el hecho de que la confianza del consumidor japonés está cerca de sus máximos del ciclo.
  • Las tasas reales negativas son geniales. Hay un gran atractivo en mantener tasas reales negativas para el balance consolidado del gobierno. Como demostramos el año pasado, crea espacio fiscal a través de un carry trade de $20 billones mientras también genera ganancias de activos para la base de votantes ricos de Japón. Esto fomenta las salidas de capital doméstico persistentes que hemos estado destacando como un impulsor clave de la debilidad del yen durante el último año y que han empujado el balance básico amplio de Japón a ser uno de los más débiles del mundo. No son los especuladores los que están debilitando el yen, sino los propios japoneses.

La conclusión es que para que el JPY se fortalezca, los japoneses necesitan deshacer su carry trade. Pero para que esto tenga sentido, el Banco de Japón necesita diseñar un ciclo de aumento de tasas acelerado similar a las experiencias post-COVID de otros bancos centrales. El tiempo dirá si el BoJ se está moviendo demasiado lento y generando un error de política. Un cambio en las previsiones de inflación del BoJ a bien por encima del 2% en su horizonte de previsión sería la señal más clara de un cambio en la función de reacción. Pero esto no está sucediendo ahora. Los japoneses están disfrutando del viaje.”

 

El “carry trade” es una estrategia financiera que implica pedir prestado dinero en una moneda con una tasa de interés baja para invertir en otra moneda que ofrezca una tasa de interés más alta. En el contexto de la debilidad del yen japonés, esto es particularmente relevante.

En este contexto, el “carry trade” se menciona en relación con las tasas de interés reales negativas en Japón, que resultan atractivas para este tipo de operaciones financieras. Mientras Japón mantiene bajas sus tasas de interés, los inversores pueden pedir prestado en yenes a costos bajos y luego invertir en activos extranjeros que ofrezcan mayores rendimientos. Esto amplía la capacidad fiscal y, al mismo tiempo, genera ganancias de capital para los inversores japoneses, especialmente considerando la posición de inversión internacional neta positiva de Japón. Es decir, la debilidad del yen beneficia a los propietarios de activos extranjeros japoneses, como se observa en el fondo de pensiones del gobierno (GPIF), que ha visto aumentar sus beneficios significativamente.

En resumen, el “carry trade” es beneficioso bajo las condiciones actuales en Japón, fomentando las salidas de capital que debilitan aún más al yen. Sin embargo, para que el yen se fortalezca, los japoneses necesitarían deshacer sus operaciones de “carry trade”, lo que requeriría un cambio significativo en la política del Banco de Japón hacia un ciclo de aumento de tasas más rápido, algo que aún no se observa.

COMENTAR

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ninguna información aquí expresada debe interpretarse como una recomendación, asesoramiento en materia de inversiones, ni un análisis financiero ni como otra forma de recomendación general o relativa a operaciones sobre valores o instrumentos financieros. Asimismo, nada publicado en esta web debe considerarse como una oferta de compra, venta, suscripción o negociación de valores o de otros instrumentos por parte de la entidad. La información recogida en dichos contenidos se ha elaborado sin sujeción a las disposiciones normativas orientadas a promover la independencia de los informes de inversiones y sin que exista prohibición alguna que impida la negociación antes de la difusión de esta información. Bisontrade* no garantiza la integridad, veracidad o exactitud de la información y no debe confiarse en ella como si lo fuera. Bisontrade no tiene obligación de actualizarla, modificarla o corregirla con periodicidad alguna para informar al receptor de cualquier cambio en los contenidos. Los potenciales inversores deben adoptar sus propias decisiones de inversión, procurándose a tal fin el asesoramiento especializado que consideren necesario ya que las opiniones, criterios o los valores o instrumentos financieros citados en este documento pueden no ser adecuados a sus circunstancias personales y a sus objetivos concretos de inversión, su posición financiera o patrimonial, su perfil de riesgo y/o su clasificación como inversor e incluso ser contrarios a sus intereses. Ni Bisontrade, ni sus profesionales, representantes o asesores responderán en forma alguna de daños que se deriven de la lectura, interpretación y empleo de los contenidos publicados en la web. El lector es el único responsable de su interpretación, uso o decisiones de inversión.

Derechos reservados: Todos los derechos de propiedad intelectual e industrial de estas páginas y los materiales en ellas publicados son titularidad de MIRALTA FINANCE BANK, S.A.  Igualmente, todos los nombres comerciales, marcas o signos distintivos de cualquier clase contenidos en esta sección están protegidos.

* Bisontrade es la marca comercial con la que MIRALTA FINANCE BANK, S.A. opera su bróker online